LOVE IN BLUE

   

Portada del sitio > Amantes célebres > Arthur Rimbaud y Paul Verlaine

Todas las versiones de este artículo: [Español] [français]

 

Arthur Rimbaud y Paul Verlaine

 

El poeta Arthur Rimbaud tiene tan solo 16 años cuando conoce, en París, al también poeta
Paul Verlaine
, diez años mayor que él.
Espontáneamente, surge entre los dos un amor tan apasionado como,
en algunas ocasiones, violento.
Cuál una estrella fugaz, esta pasión alumbrará con todo su esplendor la vida de los dos amantes durante un breve espacio de tiempo. Tan solo dos años después, en julio de 1873, en una crisis de celos, Verlaine le dispara un tiro a su amigo y lo hiere levemente en la muñeca izquierda. Este desgraciado episodio cierra una increíble y agitada historia de amor de la que sólo he querido destacar, como botón de muestra, esta carta de Rimbaud a su amigo Verlaine.
No podía soñar, para ilustrarla, mejor imagen que la que nos ofrece Leonardo DI CAPRIO en esta foto de la película "
TOTAL ECLIPSE", que recrea la historia de los dos amantes.

A Verlaine, julio de 1873

 

Londres, viernes por la tarde.

Vuelve, vuelve, querido amigo, único amigo, vuelve. Te juro que seré bueno. Si me he mostrado desagradable contigo, fue tan sólo una broma; me cegué, y me arrepiento de ello más de lo que puedes imaginar. Vuelve, todo estará totalmente olvidado. ¡Qué desgracia que hayas tomado en serio esta broma!
No paro de llorar desde hace dos días. Vuelve. Sé valiente, querido amigo. Nada esta perdido todavía. Sólo tienes que emprender el viaje de regreso. Volveremos a vivir aquí, valientemente, pacientemente. Ah, te lo suplico. Además, es por tu bien. Vuelve, encontrarás aquí todas tus cosas. Espero que no te quede ninguna duda, ahora, de que no discutía en serio. Que trance más desagradable.
Pero, tú también, cuando te estaba haciendo señas para que bajaras del barco, ¿por qué no lo hiciste?
¿Hemos vivido juntos durante dos años para llegar a esto? ¿Qué vas a hacer? Si no quieres volver aquí ¿quieres que vaya yo a tu encuentro, dónde tú estés?

Sí, yo tengo la culpa.
No me olvidarás ¿verdad?
No, tú no puedes olvidarme.
Yo te tengo aquí siempre.
Di, contesta a tu amigo ¿acaso no volveremos a vivir juntos los dos?
Sé valiente, contéstame pronto.
No puedo quedarme aquí por más tiempo.
Oye sólo lo que te dicte tu buen corazón.
Dime pronto si tengo que reunirme contigo.

A ti, para toda la vida.

Rimbaud

P.D.
Si no puedo volver a verte, me alistaré en el ejercito o en la armada.
Oh, vuelve; no paro de llorar a cada momento. Dime que vaya a tu encuentro, iré, dímelo, ponme un telegrama - tengo que irme el lunes por la tarde ¿dónde irás? ¿qué quieres hacer?

(traducido del francés por Henry)

Fotogramas de la película

Enviar este artículo a un amigo | Imprimirlo | Escribir al autor

Comentar este artículo


Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Mapa del sitio | Espacio privado | SPIP | esqueleto

Google